Qué son, y cómo descubrir y cambiar nuestras creencias – 2 pasos

Qué son, y cómo descubrir y cambiar creencias, en 2 pasos

Otra semana más os traigo el capítulo 2 de la píldora semanal, abajo podéis ver el vídeo.

La semana pasada hablamos de la zona de costumbre, esta semana os quiero traer otro concepto que es muy importante. Porque es lo que nos hace ser como somos, movernos en el mundo y del que también se habla mucho. Las creencias.

Probablemente, si no estás tan involucrado en el mundo del desarrollo personal, lo habrás oído menos. Quiero que seas consciente de por qué somos como somos, por qué hacemos las cosas que hacemos, y qué podemos hacer al respecto. Porque lo más importante es, ¿y qué puedo hacer yo?

Primero vamos a conocer cómo funcionamos, y después ver qué podemos hacer para cambiar lo que no nos guste, tan sencillo como eso. Antes de dar más pasos o más acciones, veamos cómo somos y por qué, tomemos conciencia.

Las creencias, son nuestro software, que tenemos instalado en  nuestro cerebro, el que nos hace movernos como nos movemos, ver el mundo como lo vemos, tomar las decisiones que tomamos, ir hacia un lado o ir hacia otro.

Y, ¿por qué tenemos una impresión y no otra, cuando vemos a una persona? o ¿por qué pensamos de esta manera y no pensamos de otra ante cualquier cosa? Pues precisamente debido a ese software. Y cada uno tenemos instalado el nuestro por supuesto, no somos todos iguales, de hecho todos somos diferentes. Y ese software constituye nuestra estructura mental,  y con esa estructura mental es como nos vamos desenvolviendo en este mundo. Es nuestra manera de ver el mundo, nuestro filtro, nuestras propias gafas.

Y, ¿cuándo se nos instala ese software? porque no llega alguien con un pendrive y nos lo conecta… La instalación es más sutil, no nos damos cuenta, se produce desde el nacimiento hasta los 7 u 8 años, es la etapa infantil, cuando nuestro cerebro está virgen, en blanco y absorbe absolutamente todo, todos los patrones que va viendo, porque necesita esa información para él desenvolverse después,  lo necesita para construir su propio mundo. Por eso el cerebro necesita la información de afuera, igual que de ti va a absorber, la forma de ser, el lenguaje y demás, también absorbe estas otras cosas.

¿De dónde las absorbe? Obviamente las absorbe de su círculo cercano, de su área de acción mas próxima, la familia, el colegio, amigos, vecinos, su entorno mas cercano. Por eso, los padres somos tan responsables de cómo hacemos y lo que decimos, porque va directo a su mente y se queda ahí y con eso va a funcionar el niño en su vida.

Por ej. Imagina que un niño viviera con una familia, con sus padres, y el padre trabajara muchas horas fuera, llegara cansado, y lo que ve es que el padre se queja, diciendo que hay que hacer mucho esfuerzo para ganar dinero. Seguramente ese niño, va a decir cuando sea mayor que para ganar dinero hay que trabajar muchas horas y con mucho esfuerzo, ¿por qué? Porque eso es lo que le han enseñado, lo que él ha visto y lo que ha aprendido.

Evidentemente las creencias se van instalando y cuando eres adulto ya las tienes ahí. La buena noticia es que se pueden cambiar, aunque quizá con más esfuerzo.

Hay creencias que nos ayudan a conseguir lo que queremos, y otras que nos impiden alcanzar nuestros objetivos. Y, ¿cómo descubro que creencias tengo yo?

La forma más sencilla es que cojas papel y boli, y cuando quieras hacer algo, conseguir algo, de la índole que sea y no lo estés haciendo… párate, y mira qué te estás diciendo en ese momento, que dice tu vocecilla.

Todos nos decimos cosas siempre, ahí están las creencias. Descúbrelas, apúntalas, escribe al lado cómo te estás sintiendo en ese momento, que emoción tienes y después, finalmente, anota cómo podrías cambiar eso que te dices, qué te podrías decir que sí te permitiera ir a por ello y conseguirlo. CAMBIA tu creencia.

Y todo esto, hazlo siempre, y repítete tu nueva creencia siempre que te encuentres en la situación, hasta que hagas una nueva autopista neuronal en el cerebro y consigas desbancar a la antigua creencia. Así, la habrás modificado.

Para eso, aquí te dejo una plantilla que te puedes descargar, Registro de creencias. Para hacértelo aún más fácil.

Ahora sólo queda que te pongas a ello y veas lo que ocurre. Y si te apetece, me lo cuentas. Me encantaría que lo compartieras conmigo.

Un abrazo y hasta la próxima semana.

Ver el video aquí.

 

 

About The Author

Patricia

No Comments

Leave a Reply

Show Buttons
Hide Buttons